Fetiches

¡App comeeer! #2

Está claro que las redes sociales son como un organismo vivo: nacen, crecen, procrean y, a veces, hasta mueren en el desconocimiento absoluto. Yo, lo que son las redes sociales,  utilizo las de toda la vida, es decir, llamo/escribo/le pego un grito a quien me interesa; “apuntome” a algún foro o bitácora de vez en cuando, para casos sobre cuándo saldrá tal libro, cómo coño hago para que no me salga ese mensaje en el ordenador, etc. En su día utilicé Blogger para delirios varios, hoy lo he sustituido por WordPress, porque me gusta más que el prozac —oigan que yo nunca lo he probado, lo sé por un amigo de un amigo…— y poco más.

Sigue leyendo

Estándar
Google Apps
Fetiches

¡App comeeer!

  1. Me gusta comer.
  2. No es que me guste precisamente cocinar. Me da mucha perraking (véase pereza king size), ni me entretiene ni me relaja.
  3. Como me gusta comer de todo, procuro no repetir lo mismo cada día. Aunque sí, sería feliz comiendo pasta o arroz todos los días, pero no es plan.
  4. No tengo a nadie que cocine por mí (y mi bolsillo está a dieta), así que he tenido que aprender a cocinar. Resulta que no se me da mal, pero tampoco soy Arzak, ni Arguiñano, ni tengo robot de cocina.
  5. Tampoco tengo a alguien que piense por mí, por lo que no me queda otra que pensar el menú del día, la lista de la compra… FAIL!

Sigue leyendo

Estándar
http://drinkify.org/
Fetiches

Dime qué escuchas y te diré qué bebes

Iniciamos una sección en la que recomendamos fetiches varios, es decir, los trastos o las herramientas que elevan el gozo a la hora de comer, beber, cocinar o para disfrutar en general. Hoy recomendamos una herramienta perfecta para los amantes de la música y del buen beber o, en otras palabras, una combinación entre Spotify y un sofisticado barman.

Sigue leyendo

Estándar